miércoles, 4 de marzo de 2009

I'm back.

No es que sea buena escribiendo pseudo poemas, ni que tenga buenas ideas para relatos, o ganas de escribir cosas que tengan relación con mi presente (o sea, estoy lo suficientemente tranquila psicológicamente como para no tener ninguna suicidad escribiendo por mí en un blog que ya nadie lee). Sólo me volví adicta a cambiarle el look a mis blogs, y decidí probar teniendo dos.

No sé si podría mantener dos blogs activos, cuando no posteo constantemente en mi blog usurpador de nombres de cortmoetrajes. Así que probablemente pasarán dos meses más y no habré puesto nada nuevo en este blog... o quizá sí, pero nadie lo sabría, porque estaría guardado en borradores... o, tal vez sí crearía nuevas entradas, pero no se promete nada.

I mean, de vez en cuando se me da por escribir sobre los helados que tomo, o las series que me gustan, o huevadas parecidas que quizá no tengan relación con mi cotidiano... o, muy, pero muy de vez en cuando escriba alguno que otro seudo poema, producto de un par de pensamientos locos después de sentarme en la azotea a recordar.

lunes, 2 de marzo de 2009

Buscar tus pasos en la arena, sentir tus labios en las olas que golpean mi cuerpo, y ver tus ojos hundiéndose en el horizonte...

Hundir tus recuerdos en mis manos, dejarte colgada del placar.

Olvidar que exististe entre mis delirios... olvidar que no podría olvidar.

jueves, 25 de diciembre de 2008

La maldita realidad.

A veces me pierdo entre tus palabras. Juego a enredarme otra vez en tus cabellos. Quiero/pretendo poder perderme en tus ojos. Creo tener el poder de mezclarme con tu sangre. Luego caigo en cuenta... ya no estás, ya no estás.

Tu ausencia sigue asesinando mis pasos.

Has muerto, has muerto... ¿de verdad has muerto?. No, no has muerto; pero sí eres un ente perdido entre aceras, arena y mar. Aún así, igues siendo la única persona que entiende completamente mis escritos.


Aún extraño que cuelgues sonrisas en mi ventana.







Go on and fool me... say that you (not) love me♪

miércoles, 17 de diciembre de 2008

...

Mi psicóloga delira más que yo. No sé cómo pudo convencer al psiquiatra de no seguir medicándome mientras no termine de escribir esta porquería. La muy hija de perra cree que haciéndolo, lograré salir del "ensimismamiento" en el que estoy.

Entiendo que seguí viéndola solo porque me relajaba su presencia. Entiendo que me hacía ver cosas que eran intersantes para mantenerme en contacto con la realidad. Entiendo que escribir es lo único que puede calmarme realmente, los medicamentos jamás surtieron efecto por sí solos. Lo que ella no entiende, o no quiero entender, es que si lo digo todo solo conseguirá perder la última gota de cordura que existe en mí.

Ya no habría nada sobre lo que escribir. Ya no podría jugar con sus percepciones. Ya no tendría que hacerme ninguna de sus tontas terapias. Ya no habría razón para seguir atada a este mundo de mierda que me rodea.

Ella cree que hizo mucho por mí. No se ha dado cuenta que lo máximo que ha hecho es lograr que me den un par de píldoras para dormir y uno que otro tranquilizante al día. Tal sutil como siempre propuso internarme en un centro de salud. Acaso no recuerda la hija de perra esa que soy lo suficientemente claustrofóbica como para arrancarle los ojos y salir de este absurdo de blancos y árboles verdes.

Ni siquiera sentirás que estás internada, será como estar de vacaciones, dijo. Cómo si eso pudiera hacer que olvide el par de cajellones oscures por los que pasé. [Y, no son metáforas]. ¿Acaso no recuerdas que fuimos a Huaraz juntas para olvidar las malas vibraciones de "mi ciudad"?. El problema no es de ciudades, sino de recuerdos.

Si logras que aparte de mi mente esas manos asquerosas y sus palabras, te ganarías un nóbel. Lastimosamente, no tienes el poder de jugar con mis recuerdos. Sólo él lo hacía... sólo él. Mauricio era el único capaz de hacerme olvidar las cicatrices, el único que podía abrirme los ojos ante un "mundo lleno de posibilidades", el único que podía limpiar mis manos y mi ser, el único que hacía que respire de verdad, el único que podía hacerme brillar... el único al que le pude creer alguna vez que era especial, el único por el que cambié adjetivos realistas por unos un tanto más optimistas e idealistas.

Te regalo las palabras, los gestos, las miradas, los atracos, el insomnio... en fin, todos mis recuerdos, si eres capaz de lograr solo por una noche que vaya a la cama y no dé vueltas pensando en lo que soñaré esa noche. Lo sé, no lo lograrás. Tú no sabes todo, pocos lo saben. Nunca lo he escrito, y no lo pienso escribir... tampoco quiero morir, ya no quiero morir. Solo quiero que me dejes en paz.

Pero, MI paz, esa que consigo cuando mi cuerpo se agota y despierto sin recordar nada, esa que me permite olvidar por un segundo quién soy, quién fui... y quién no pude ser; no la tuya, que solo me frustra más. Solo afianzas mi insomnio, y mis ganas de tirarte ácido en la cara.


Por cierto, aún sin haberlo nombrado directamente, todo lo que sucedió está mencionado en cada línea, pero, claro, no eres de las personas que podría darse cuenta de ello...




















-.-.-.-.-.-.-.-


¡Mierda! A veces sueño cosas raras... :S. Y, nada volví a este blog, y creo que seguiré posteando desde los dos. El otro para poner cosas/huevadas de mi vida, y este para poner lo que me ocurra.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Había desarmado mis sentidos antes de encontrarte, vivía sumergida en el infierno de los recuerdos. Cuando llegaste dejé que enmendaras mi alma, y la puse sobre tus ojos...

Hoy tus silencios son los verdugos de mis palabras. Las madrugadas, las cómplices de tu pecado.

Quizá, de vez en vez, llegue hasta tu ventana para rogarte un parde migajas... para quedarme de nuevo sin tu aliento, sin tus manos estremeciendo mi calma, sin tu mirada curando mi alma...



Termina de irte, princesa, y no vuelvas sobre tus pasos. Yo me quedaré aquí, dejando que el polvo entierre nuestro edén, nuestros pedazos de utopía.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Desde que él no está el infierno se ha vuelto mi morada. Sin embargo, tú sigues aquí. Tus ojos son el imán de mis ganas. Tus manos las vendas de mi alma. Tus besos la cuerda que sostiene mis pasos... ¡shu! Ten cuidado, princesa. Controla tu corazón, que mis palabras andan buscando alimentarse de tus latidos. Quizá te aferre a mi costado hasta la muerte.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Una entrada en blanco quizá retrataría cómo es que tengo la mente ahora. Mañana es mi expo de conativa y no he estudiado ni mierda (aunque yo hice gran parte de la mono, so sé la mono), tampoco he hecho mis diapositivas para la expo. Mañana es la última asesoría de Neuro y no he terminado mi monografía, no deseo leer sobre los nervios cranelas y espinales. No quiero hacer nada, ni siquiera publicar una entrada en el blog, o hablar por el msn o responder el celular, o leer huevadas de la u, u ordenar la lista de personas que pueden leer mi blog.

Por cierto, hoy recibí más que un par de puteadas porque no podían abrir mi blog. Obviamente, lo había restringido y solo las personas que recibieron un mail de invitación podían leerlo. Bueno, como soy la más estúpida del mundo se me ocurrió mandar las invitaciones en estado casi inconsciente y se la mandé a personas que en realidad no quiero que lo lean, vamos, fue inercia supongo...

Aunque, ya no me interesa si lo leen o no. Ahora creo que no lo leerán, así que supongo que dejaré allí sus mails hasta que diga: ok, Ana Claudia, debes sacar a esas personas de allí o bueno, quizá deje de escribir por aquí. Who knows. De repente ya tengo otro blog, de repente no. De repente ya puedo escribir en una agenda y no necesito el blog [¡Mentira!, jamás podré escribir solo en una agenda...]. De repente ya no me interesa para nada si lo leen o no, porque solo los que me conocen saben en qué sentido digo lo que sigo y porqué lo digo, y dejo de decir otras cosas...

Como el que no haya mencionado [me refiero a ondas sonoras, lenguaje hablado pues] que me siento a morir... y que no quiero hablar con nadie. Pero curiosamente sí tengo algo en el subnick. JAJAJAJAJA. Lo sé, soy patética, como si alguien pudiera descrifrar lo que quiere decir mi subnick... ok lo diré, solo porque sé que nadir por ahora leerá el blog, y cuando lo lean ya no habrá subnick que descrifrar.


Subnick: ¿Y, dónde están los amigos?... Se quedaron atrapados en el verano del 2008.

Traducción: Hoy me siento tan a morir, que solo quiero hablar contigo que sí puedes (o podías) comprender lo que me pasa.

Pero, como para afirmar que a nadie que esté conectado le importa mi subnick, hay una lista batsante amplia de contactos que mencionan que están felizmente comprometidos, derrochan amor con sus "tkm, mi amor", o solo ponen que son felices.



Y, lo sé, estoy siendo dramática, pero no me interesa, ya dije que solo estoy escribiendo porque al menos cuando deje de escribir debo tener ganas de hacer unas diapositivas para mi expo. Sin embargo, se me acaban las ideas, y ya no sé qué mencionar... Así que de nuevo chequeo mi lista de contactos. (Lo sé, soy toda una loser), pero no hay nada interesante. Solo está conectada una de las amigas que se quedó atrapada en los tiempos de veranos del 2008, pero ella me detesta, fácil... no le importa, y no recuerda que hoy es 23, ella también grita que está feliz... y yo no quiero ni asomarme. Además, hoy tampoco quiero pedir disculpas por mis tonitos inmaduros.


Hoy quiero algo epecífico, y solo y absolutamente solo con eso me conformo...


Pero, eso sería retroceder a tiempos de alcohol, cigarrillos y besos fugaces... eso sería como aceptar que de nuevo tengo un par de voces gritando en mi cabeza...


Aunque, lo sé, ya lo acepté. JAJA!!!!!


La vida es una mierda... sin Mauricio es una mierda.


Y, claro, como para completar el post mi herman ha puesto una canción que cae a pelo. Veamos, cantemos... después de todo me mentían bastante bien cuando decían que no canto mal:

No sé si quedan amigos, o si existe el amor; si puedo contar contigo para hablar de dolor... si existe alguien que escuche cuando alzo la voz, y no sentirme sola...








Me gusta la soledad, pero esta no.

 
template by suckmylolly.com